Usted está aquí

  • Slide 0
    DN 50 - DN 900 (2” - 36”)
  • Slide 1
    Engineered for abrasive slurry processes

Válvulas de guillotina SLV y SLF

Las válvulas de guillotina SLV y SLF de Stafsjö son especialmente indicadas para lodos abrasivos y severos, en donde se requiere confiabilidad en el funcionamiento y bajo costo de ciclo de vida. La válvula SLV es una versión de válvula tipo lug, mientras que la válvula SLF es bridada y especialmente indicada en tuberías antiguas y descentradas o en aplicaciones de baja presión. 

Cuando las válvulas están en posición abierta, los asientos forman una extensión hermética de la tubería y ninguna pieza metálica entra en contacto con los fluidos. Cuando la válvula cierra, los dos asientos se desplazan en forma axial formando un sello con la tajadera hasta formar un cierre total, 100% hermético en cualquier dirección de presión.

Las válvulas SLH y SLX tienen un cuerpo de válvula revestido en hierro nodular con puertos de purga integrados para ser utilizados si hay tiene la tapa de descarga instalada en la válvula. Los asientos especiales están disponibles en EPDM especial de baja fricción, caucho natural o Viton. Este sello contra una tajadera es mecanizado, lijado y revestido para reducir la fricción cuando la válvula está en funcionamiento. La tajadera también puede ser cromada y dura para ofrecer una superficie realmente dura y resistente al desgaste.

La válvula SLV está disponible en tamaños que van desde DN 50/2" hasta DN 900/36" y la válvula SLF está disponible en tamaños que van desde DN 80 hasta DN 400 (3" a 16"). Tamaños más grandes disponibles a pedido del cliente. Puede consultar más información sobre las válvulas en las hojas de datos de los productos.

Otras válvulas para lodos son las versiones SLH y SLX de alta presión, que pueden proveerse para presiones de hasta 50 bares (720 psi).

 

Una guía precisa de la tajadera extiende la vida útil

Una estructura superior solida (1), un sistema robusto de caja de empaquetadura (2) y los soportes de guía internos (3) garantizan una guía precisa, que es fundamental durante el ciclo para reducir al mínimo el desgaste en los asientos.


Refuerzos de acero integrados que mejoran el rendimiento

Los anillos de refuerzo frontales (4) garantizan la forma de los asientos, conservan la posición y la potencia durante el funcionamiento, mientras que los refuerzos de sellado de bridas (5) garantizan una posición hermética y exacta de los asientos hacia las bridas de conexión.


Áreas de expansión integradas que ofrecen baja fuerza de operación y reducen la tensión en los asientos

El área de entrada del asiento (6) está diseñada para ofrecer una entrada fluida por la tajadera y el área de expansión (7) permite que el asiento sea flexible en el sentido del eje y requiera una fuerza de operación mínima. 


Contact us if you have any questions

E-Mail